El presidente de Ecuador, , volvió a arremeter contra la libertad de prensa en Chiclayo, donde por la mañana junto a su par peruano , y dijo que volvería a denunciar a un medio de comunicación, como lo hizo con el diario El Universo de su país, por una columna de opinión.

"Este poder se creyó invencible, pero puede ser llevado a las cortes y derrotado. Hay que perderle el miedo a la prensa. Acá se hablo de dictadura. Sí, en América Latina hay dictadura, dictadura de los medios de comunicación, de la palabra (…) Ya es hora que los ciudadanos libres de nuestra América nos rebelemos ante tanto abuso", dijo en una conferencia junto a Humala.

"¿Es ético que la prensa sea la gran electora, la juzgadora, que tenga tanto sesgo y manipulación? A mí si me muerde un perro en Ecuador, al día siguiente entrevistan al perro por si acaso", agregó el mandatario norteño.

Humala no se compró el pleito y dijo –en un tono calmado, a diferencia de su colega ecuatoriano– que la clave es que los medios no se alejan de la verdad. "Creo que es importante que caminen derecho, como todos lo tienen que hacer", comentó. Agregó que la mejor respuesta que le puede dar a la prensa que lo criticó durante la campaña es cumpliendo lo que he prometido a sus electores.