(Difusión)
(Difusión)

Al menos 30 casas de adobe y de material rústico se desplomaron y otras 15 están a punto de caer en tres asentamientos humanos del pueblo joven Cruz de La Esperanza, en Chiclayo (Lambayeque), debido a la ruptura de un colector de desagüe de la referida ciudad.

Según las autoridades, el colector colapsó por la excesiva basura que fue depositada en el lugar, lo cual ocasionó que el agua pestilente ingresara a las viviendas por diversos puntos, afectando los muebles y enseres de las personas.

María Fiestas Agapito, una de las damnificadas, denunció que el hecho empezó ayer en la tarde, pero las autoridades no le dieron importancia hasta que las casas empezaron a caerse.

"Yo tuve que dormir con mis cuatro hijos a la intemperie, en medio del mal olor y de la plaga de moscas y zancudos que ha traído esta inundación", manifestó a Perú21.

Representantes de Defensa Civil de la municipalidad provincial informaron que hay 45 familias damnificadas y unas 300 personas afectadas en los sectores Nadine Heredia, Wilmer Fernández Malca y Nueva Esperanza.

Ante la situación de emergencia y el llamado de las autoridades, personal de la empresa de servicio de agua Epsel llegaron a la zona para desatorar el colector.

En tanto, las autoridades municipales anunciaron que fumigarán la zona y derrumbarán las casas que están en mal estado para evitar su posible colapso.