(Difusión)
(Difusión)

Medicamentos vencidos y de dudosa procedencia fueron decomisados de tres boticas ubicadas en el jirón Áncash, en Barrios Altos, Cercado de Lima, que los vendían a los vecinos de la zona y a los pacientes que acuden al Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas .

Funcionarios de la Gerencia de Desarrollo Social de la , apoyados por efectivos del Escuadrón Verde y del serenazgo capitalino, intervinieron ocho boticas que funcionaban en las inmediaciones del referido centro hospitalario.

En una de ellas, ubicada en el jirón Áncash 1327, que operaba sin licencia de funcionamiento y no tenía certificado de ni de sanidad, se descubrió gran cantidad de agujas y medicamentos con fecha de vencimiento de hace dos años.

A Nemecio Ayuque Lacho, propietario del establecimiento, se le multó con S/.3,650 soles, equivalente a una Unidad Impositiva Tributaria (UIT) y se le dejó una notificación preventiva por no contar con los documentos antes mencionados.

Con la misma cantidad fue sancionada la propietaria de la botica San Carlos, situada en el jirón Áncash 1274, por tener vencido el certificado de seguridad y por incurrir en malas prácticas de almacenamiento de los medicamentos.

Asimismo, la botica Fiorella, ubicada en el número 1288 de la misma calle, fue notificada para que cumpla con mostrar su licencia de funcionamiento y demás documentación del negocio. En este último caso, la propietaria nunca se apareció y el local era atendido solo por una menor de 17 años.

Los fármacos vencidos serán puestos a disposición de la Dirección General de Salud Ambiental , para que la autoridad competente del Ministerio de Salud aplique las sanciones correspondientes al comerciante infractor.