Dos personas fallecidas, entre ellas un anciano y una niña de 6 años de edad, y al menos 25 viviendas destruidas dejó un incendio de grandes proporciones registrado en un solar ubicado entre el cruce los jirones Cailloma y Ocoña, en el . Una tercera persona se encuentra desaparecida.

Mario Casaretto, miembro del Cuerpo de Bomberos del Perú, informó que el cuerpo de la menor está aún bajo los escombros y se está a la espera de un representante del para el levantamiento del cadáver.

Según informaron vecinos del lugar, la menor se encontraba bajo el cuidado de su abuela, quien al momento de la emergencia solo pudo evacuar a otra de sus nietas.

Respecto a la destrucción de las viviendas, el comandante de los bomberos, Jorge Vera, refirió se trata de viviendas de adobe y quincha que se incendiaron rápidamente debido al material inflamable con el que estaban construidas.

Aún no se conoce las causas del siniestro, pero se presume que todo se inició tras la caída de una vela encendida.

Vera manifestó que hasta el lugar llegaron al menos 150 bomberos y unas 27 unidades, entre cisternas y ambulancias. Ellos aún trabajan para confinar definitivamente las llamas y retirar los escombros, por lo que las calles que rodean la zona de emergencia se mantienen cerradas al tránsito vehicular y peatonal.

Varios damnificados, así como tres policías que apoyaban la intervención de los bomberos, fueron atendidos por asfixia por la unidad paramédica de los bomberos, dado que una gran humareda cubrió los alrededores por varias horas.

Uno de los afectados, Jhon Villanueva, vecino de la zona, dijo que uno de los inmuebles servía como oficina de personas con discapacidad, quienes lo perdieron todo durante el incendio.

Foto: Mario Zapata