Sarita Alvarado Imán, de 33 años, falleció víctima de un impacto de bala mientras trabajaba en el centro comercial El Progreso, en la cuadra cinco de la Av. Argentina, Cercado de Lima.

Ella recibió el proyectil en el rostro y se desplomó en el puesto de electrodomésticos. Murió antes de llegar al hospital Loayza.

Los agentes de seguridad del centro comercial no dieron pistas del responsable y todo parece indicar que una bala perdida acabó con la vida de la mujer.

Un familiar de Alvarado Imán afirmó que ella no tenía problemas con nadie y pidió que se investigue el crimen. "Así haya sido accidental o no, quiero saber quién ha sido, porque no quiero que quede impune", señaló.