En un rápido operativo en el , un total de 16 vehículos que realizaban servicio de taxis-colectivos de manera informal fueron trasladados al depósito por el personal de fiscalización de la de la Municipalidad de Lima y la .

La intervención se realizó en en el cruce de las avenidas Abancay y Nicolás de Piérola, frente al Parque Universitario y las inmediaciones del centro comercial El Hueco.

El operativo generó malestar entre los choferes, pero el ministro del Interior, dijo que las acciones de fiscalización continuarán en los próximos días.