Este martes la y la Policía Nacional redoblaron la vigilancia en las zonas comerciales y Mercado Central, con el fin de garantizar la seguridad de las casi un millón de personas que acuden diariamente a hacer sus compras navideñas, informó la agencia Andina.

Abdul Miranda, gerente de Seguridad Ciudadana de la comuna metropolitana, explicó que 1,400 policías y miembros del Serenazgo velarán por el orden y detendrán a quienes vendan pirotécnicos.

Miranda recalcó que se están empleando drones para sobrevolar toda la zona comercial, a fin de verificar que los comerciantes no estén almacenando en los techos de los inmuebles material inflamable como cajas y plásticos, además de productos pirotécnicos.

Miranda destacó la partición de la mayoría de los comerciantes de la zona, quienes están colaborando con las autoridades en el respeto de las medidas de seguridad implementadas a fin de evitar tragedias como la ocurrida el 29 de diciembre del 2001 en Mesa Redonda, donde murieron 277 personas a causa de un incendio.

Advirtió que la Municipalidad de Lima impondrá una multa de 7,700 soles (equivalente a 2 UIT) a las personas que intenten comercializar productos pirotécnicos durante estas fechas. Asimismo, se les conducirá hasta la comisaría más cercana para iniciar la denuncia penal respectiva.

Tras resaltar la participación de la brigada canina en estos operativos, Miranda saludó el trabajo coordinando entre el Serenazgo y la Policía, así como la presencia del bomberos y médicos del hospital de la Solidaridad, en prevención de la ocurrencia de algún tipo de emergencia.

"En caso que ocurra alguna emergencia el personal de Defensa Civil, de Serenzago y de Desarrollo económico están preparados para oriental a las personas que hacen sus compras y llevarlas a una zona más amplia que ha sido señalada con carteles", subrayó.

Las zonas recomendadas para evacuar en caso de emergencia son la avenida Abancay y Nicolás de Piérola, por el sur, mientras que por el norte está el perímetro del Congreso de la República.