La declaró como “Zona 30” el Damero de Pizarro, lo que convierte a parte del Centro Histórico en un espacio que brinda preferencia peatonal. Desde la última semana de marzo, la comuna realiza una serie de acciones como parte de la recuperación de calles para las personas.

De esta manera, se redujo de 40 a 30 kilómetros por hora (km/h), el límite máximo permitido para la circulación de vehículos motorizados en las calles y los jirones dentro del perímetro formado por las avenidas Tacna, Nicolás de Piérola, Abancay y el río Rímac.

La resolución de la Gerencia de Transporte Urbano, aprobada el 3 de abril pasado, señaló que la implementación de la “Zona 30” busca prevenir los accidentes de tránsito y generar una mejor convivencia entre peatones, ciclistas y conductores, a fin de revalorar el Damero de Pizarro del Centro Histórico.

También permite mitigar los niveles de ruido, reducir los gases contaminantes de los autos y promover el uso de transporte sostenible como la bicicleta.

Para ello, se colocó la señalización respectiva sobre la denominada “Zona 30” para que taxistas y conductores de transporte privado y turístico estén informados.

Además, el municipio realiza coordinaciones con la Policía Nacional para que, con apoyo de los inspectores de transporte, fiscalicen el cumplimiento de la medida. La multa por no respetar los límites de velocidad es de S/ 756.

“Zona 30” forma parte del plan municipal de recuperación de calles en el Centro Histórico de Lima, que ha ensanchado las veredas y convertido en vías peatonales diversos jirones alrededor de la Plaza Mayor de Lima.

Es importante precisar que las personas con discapacidad o de la tercera edad pueden acceder a la Plaza Mayor por el jirón Junín o la cuadra 1 del jirón Callao. A continuación, el mapa:

Este es el mapa que contempla la recuperación de calles para el peatón (Foto: Difusión)
Este es el mapa que contempla la recuperación de calles para el peatón (Foto: Difusión)