La droga más consumida por los estudiantes es la marihuana. (Periódico Correo México)
La droga más consumida por los estudiantes es la marihuana. (Periódico Correo México)

De los universitarios atendidos por debido al consumo de drogas, un 26% estudia ingeniería y tecnología, mientras que el 20% cursa ciencias económicas y administrativas, según un estudio difundido hoy por ese centro.

Luego se ubican los que estudian Ciencias de la Comunicación (15%), Ciencias Sociales y Humanidades (6%), Diseño y Arquitectura (6%), Educación y Psicología (5%), Turismo y Gastronomía (5%) y Ciencias de la Salud (4%).

En tanto, el 3% de estudiantes con problemas de adicción estudia Arte y el 1% sigue una carrera de Ciencias Naturales y Exactas.

El autor de esta investigación y especialista de Cedro, Milton Rojas, refirió que los resultados muestran que se ha derribado el mito de que el está relacionado con profesiones vistas como "fáciles" de estudiar.

Sostuvo que de los testimonios recogidos, la mayoría recurre a las drogas para sobrellevar la presión y el estrés que les genera la exigencia universitaria. Además, de que las utilizan para preparase para los exámenes. "Quieren retener en pocos días u horas lo que no aprendieron en todo el ciclo", agregó Rojas.

LA MARIHUANA ES LA MÁS CONSUMIDAEl estudio del Centro de Información y Educación para la Prevención del Abuso de Drogas muestra que la es la más consumida por los universitarios (53%), seguida de la y el alcohol (16%), el PBC (8%), éxtasis (2%) y ketamina (1%).

Según el rango de edad, el 55% de casos atendidos corresponde a jóvenes de 18 a 25 años. Le siguen los que tienen entre 26 y 30 años (14%), 41-55 años (12%), 31-35 años (7%) y entre 36-40 años (6%).

El informe también señala que el 84% de universitarios atendidos por Cedro son varones, quienes . Ello se inicia con alcohol, tabaco, marihuana y éxtasis.

Por su parte, las mujeres consumidoras (16%) empiezan a los 14 años. Se inician con el alcohol y tabaco, pero luego derivan a los tranquilizantes, y la marihuana.

La investigación fue realizada sobre un universo de 247 estudiantes limeños de ambos sexos, de universidades e institutos privados y públicos, atendidos por el Servicio de Consejería "Lugar de Escucha" de Cedro en 2011.