La titular del 49° Juzgado Penal de Lima, Dolly Herrera, defendió hoy su fallo del y precisó que ella por los hechos del pasado sábado 27 de octubre y no por los actos vandálicos ocurridos dos días antes, que acabaron con cuatro muertos, negocios saqueados, policías brutalmente atacados y una yegua de Policía Montada sacrificada.

La magistrada precisó que la barbarie desatada el jueves 25 de octubre está en manos del 46° Juzgado Penal de Lima y que aún está en etapa de investigación. "Será vista por una sala superior porque se trata de un proceso ordinario", resaltó.

En ese sentido, Hererra subrayó que emitió sentencia por los hechos en los que la Policía Nacional fue a La Parada para resguardar a la autoridad edil, que colocó bloques de cemento en los accesos a dicho centro de abastos. Por ello, solo dos de los 102 procesados fueron condenados a cuatro años de prisión efectiva.

Iván Sequeiros, presidente de la , acotó que aquel sábado "solo hubo desmanes, no hubo lesionados, no hubo armas y por eso se trató en un proceso sumario por desobediencia a la autoridad, que es un delito menor".

"La opinión pública está confundida. (…) En los hechos del 25 de octubre hay delitos como tentativa de homicidio, disturbios y hasta microcomercialización de droga", agregó.