Han pasado seis días desde que el suboficial de la Policía César Vilca luego que descendiera de un helicóptero en el marco de la 'Operación Libertad'. Sin embargo, sus padres, Dionisio Vilca y Reyna Vega, todavía no reciben ningún tipo de información oficial sobre la situación de su hijo.

"No nos han llamado. Nosotros por medio de amigos, allegados y compañeros estamos haciendo nuestras propias averiguaciones", dijo el señor Vilca en Abre los ojos.

Ambos criticaron al alto mando policial por incluir a su hijo en los operativos de búsqueda y rescate de los 36 trabajadores que los senderistas mantuvieron cinco días secuestrados, porque él había viajado a Mazamari para un curso de entrenamiento.

También denunciaron que los oficiales a cargo del operativo de rescate, a los que identificaron como los capitanes Soto y Díaz, abandonaron a los desaparecidos al darlos por muertos. "Una referencia me dijo que los compañeros, cuando estaban en el aire, le dijeron al capitán que tenían que regresar, pero que él contestó: 'No, ellos ya fueron, vámonos'", detalló.

Vilca y Reyna comentaron que los capitanes debieron ser los primeros en bajar, en lugar de enviar primero a los dos suboficiales de 22 años.

NO HAY INFORMACIÓNEl silencio de parte de las autoridades no solo ha afectado a la familia de Vilca. Nataly Flores, hermana de la mayor , también caída en combate, comentó que el ministro del Interior, , llamó a su familia una hora después de que ellos se enteraron de la muerte de la piloto por la prensa.