Cientos de personas se reunieron en la Plaza San Martín en una acción denominada Toma La Calle #22J, con la que distintas organizaciones, entre ellas la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, buscan manifestarse contra la que se evidenció en la elección de nuevos miembros del Tribunal Constitucional, el Banco Central de Reserva y la Defensoría del Pueblo.

Horas después, se dirigieron hacia el Congreso de la República, pero en el cruce de la avenida Abancay y el jirón Miró Quesada, la Policía lanzó bombas lacrimógenas para dispersar a los manifestantes.

Parte de la avenida Abancay fue cerrada, pues los enfrentamientos se concentraron en esa zona. Al menos 11 personas fueron detenidas.

Esta protesta le sigue a la del 17 de julio, en la que varias personas resultaron heridas tras .

"(Las designaciones del Congreso) aún y creo que los ciudadanos tenemos todo el derecho a desconfiar hasta que sea oficial", indicó a Canal N la periodista Claudia Cisneros, quien participa de esta protesta.

Asimismo, señaló que la protesta ya no es solo por la 'repartija', sino "por la manera degradante en la que está realizando la política en nuestro país".