Como era previsible, el Centro de Lima se convirtió en un infierno. El habitual caos vehicular que hay en ciertas horas en esta zona se agudizó por causa de la marcha de miles de docentes del Sutep, que hoy iniciaron una .

Los manifestantes partieron del jirón Camaná, donde se ubica el local del gremio, para dirigirse luego por la avenida Nicolás de Piérola. Continuaron por Alfonso Ugarte y Paseo Colón para volver al centro por la avenida Abancay con dirección al Congreso de la República, informó Canal N.

Precisamente, en esta última vía el tráfico está paralizado, porque la avenida fue tomada por los manifestantes en ambos sentidos, lo que causa gran malestar a choferes y transeúntes.

Los vehículos de transporte público se han desviado por calles y jirones cercanos a la Plaza de Armas, provocando un desorden aún peor.

Vía Twitter, varios usuarios del Metropolitano expresaron su fastidio, debido a que permanecieron más de 20 minutos al interior de una unidad en la vía que va por la avenida Emancipación.