Una adolescente de 17 años perdió parte de su labio superior luego de que su pareja se lo arrancara de un mordisco. Sucedió en medio de una discusión que sostuvieron en una granja del anexo San Andrés, ubicada en el distrito de Santa Cruz de Flores ().

El hecho ocurrió cuando Alejandro Prado Marcelo (24) perdió los estribos luego de que la menor se rehusara a entregarle un chip de celular. La agraviada también perdió parte de su mejilla izquierda, informó América Noticias.

Tras cometer el salvaje ataque, Prado Marcelo emprendió la fuga con rumbo desconocido. La joven se ha refugiado en la vivienda de unos familiares y espera contar con el apoyo de un médico cirujano para que le reconstruya el rostro.