(USI)
(USI)

La informó que en el 2012 a más de 7 mil conductores limeños se les canceló sus brevetes y se les denunció penalmente por el delito de peligro común al ser detenidos manejando en estado de ebriedad.

El coronel Jorge San Martín Barra, director de la Policía de Tránsito, indicó que el número exacto de denunciados asciende a 7,755 conductores y que la mayor cantidad de infracciones por manejar ebrios se concentró en y .

Indicó que en diciembre pasado se registró la mayor cantidad de sancionados por ese delito. "Solo entre el 28 de diciembre último y el primer día del 2013 se intervino a 719 personas en esa condición, mayormente varones, aunque también había algunas mujeres", refirió el oficial a la agencia Andina.

San Martín Barra manifestó que durante el 2011 solo se aplicaron 1,893 papeletas por ese motivo, y consideró que el incremento a cerca de 8 mil en el 2012 se debe a la gran cantidad de operativos de alcoholemia que ejecutó la Policía de Tránsito.

Según explicó, los conductores ebrios son denunciados ante el Ministerio Público y se les aplica una multa de S/.1,800. En caso hayan provocado algún accidente por manejar en ese estado, advirtió que son sancionados con S/.3,700.

Además, se les decomisa su licencia de conducir, documento que es enviado a la Municipalidad de Lima, la que a su vez la remite al Ministerio de Transportes, que aplicará una suspensión de 1 a 3 años.

Asimismo, dijo que la infracción de tránsito más frecuente es el exceso de velocidad y que en el año pasado se sancionó a 66,106 conductores por ese motivo, mientras que en el 2011 se aplicó sanciones a 5,456.

Otras infracciones igualmente frecuentes son la invasión del carril contrario, estacionamiento indebido, no usar el cinturón de seguridad e invadir las zonas peatonales.