Pese a que el último sábado la Policía instaló 12 bloques de concreto en las inmediaciones de para evitar el ingreso de camiones de carga al mercado, los vehículos continúan entrando a dicho centro de abastos.

Entre el cruce de las avenidas San Pablo y México no existen barreras para los conductores de los tráilers, algunos provenientes del interior del país, que siguen abasteciendo de productos a los comerciantes que aún permanecen en el lugar, informó 24 Horas.

Al ser consultados sobre el hecho, los productores que abastecen el mercado señalaron que trataron de entrar al , pero al no estar registrados, no los dejaron ingresar al centro de abastos, por ello tuvieron que regresar a La Parada.

Asimismo, trascendió que los mayoristas que permanecen en La Victoria pretenden quedarse por dos años más en el lugar.