ACTUALIZACIÓN 

Más de dos mil kilos de clorhidrato de cocaína que iban a ser transportados a Bélgica, vía marítima, fueron incautados esta mañana en el Callao por agentes antidrogas de la Policía Nacional y personal de la .

El ilegal cargamento estaba camuflado en una nave de nombre Carlotta, de bandera liberiana, procedente de Chile. Iba a realizar la ruta Chile-Callao-Panamá-Bélgica. 

Los narcotraficantes habían colocado los ladrillos de cocaína en 64 maletas y bultos forrados en sacos de polipropileno que habían sido colocados dentro de contenedores en el primer puerto.

El hallazgo fue comunicado al titular de la Primera Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Tráfico Ilícito de Drogas del Callao, que dispuso la revisión de la nave.

Se informó que eran un total de 1,851 paquetes de clorhidrato de cocaína con un peso total de 2,202.390 kilogramos. Queda pendiente la inspección no intrusiva, con rayos equis, de otros 21 contenedores procedentes de Chile.

Fuentes de la Dirección Antidrogas (Dirandro) señalaron que no hubo detenidos, pero que estaban solicitando información sobre los tripulantes de la embarcación, entre los que habría peruanos y extranjeros.

Si bien la nave procedía de Chile, los investigadores presumen que los paquetes de estupefacientes habrían sido cargados en el puerto del Callao. Precisaron que un kilo de cocaína en Europa es vendido a US$60 mil. Ya antes se han incautado cargamentos similares que iban a Bélgica.

NOTA ORIGINAL

Un total de 2,202 kilogramos de clorhidrato de cocaína fueron incautados por el personal de la , la Policía Nacional y el Ministerio Público en el puerto del .

El ilegal cargamento fue hallado al interior de los contenedores que trasladaba una nave de bandera extranjera procedente de Chile y  tenía como destino a Bélgica. Por esta razón se hizo presente el representante de la Primera Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Tráfico Ilícito de Drogas del Callao, quien dispuso el inicio de las diligencias.

Tras la revisión efectuada a los paquetes ocultos en maletas y sacos de polipropileno se detectó un total de 1,851 paquetes en forma de ladrillos, los  que al ser sometidos a las pruebas de campo, dieron positivo al reactivo de clorhidrato de cocaína.

TAGS RELACIONADOS