Estudiante de derecho y padre de tres hijos, Adán Ramírez Agurto de 35 años fue asesinado por ladrones que pretendieron robarle el con el que costeaba su universidad y la manutención de sus niños.

El fatídico hecho ocurrió el martes pasado, cuando el hombre —natural de Cajamarca— fue hallado en el pasaje Las Azucenas, del asentamiento humano Márquez en el .

"Queremos justicia. A veces, Adán trabajaba como taxista de madrugada y durante el día estudiaba Derecho en una universidad privada", dijo un familiar del fallecido al diario Correo. 

La víctima murió de un balazo en la cabeza que salió por el mentón, lo que hace suponer a la que se arrodilló antes de ser ejecutado. Además se encontraron 8 residuos de bala más en la escena del crimen. 

La Depincri del Callao ya se encuentra realizando las investigaciones del caso. Ramírez deja tres niños en la orfandad, entre ellos una bebé de dos meses de nacida.