Un video muestra cómo un profesor hizo arrodillar a un alumno de secundaria del colegio San Juan de Chota, en , no solo para reprenderlo, sino para golpearlo por haberse escapado del aula para no escuchar clases.

Además, el docente, identificado como José Castillo Alva, pide a cinco compañeros del adolescente para que le tiren varios cocachos en la cabeza. Incluso, los insta a que lo golpeen lo más fuerte posible.

Para finalizar la bochornosa exhibición, Castillo hace que el menor junte sus manos como si fuera a rezar y le hace prometer que no volverá a faltar a clases. Según Primera noticia, el profesor aún continúa enseñando en el centro educativo.

Asimismo, se detalló que las imágenes de la agresión fueron grabadas por una de las estudiantes en el año 2011, pero hace un par de semanas fue mostrado a las autoridades del centro educativo. La UGEL ya investiga el caso.