Un bochornoso espectáculo protagonizó el director de un colegio estatal en cuando fue sacado por agentes de la Policía y del serenazgo por llegar completamente borracho a su centro de labores.

Los padres de familia denunciaron que no era la primera vez que Luis Alberto Torres acudía al centro educativo en estado etílico, y que incluso, este llegó a firmar un acta en la que se comprometía a cambiar su irresponsable conducta.

La mañana del jueves, Torres llegó nuevamente ebrio y emanando un intenso olor a alcohol. Testigos señalaron que incluso empezó a insultar a los alumnos y a los profesores de su plantel, informó el noticiero El Menú del Día.

Sin embargo, el profesor se resistió a ser expulsado del recinto y lejos de moderar su deplorable comportamiento, empezó a agredir a los efectivos ante la mirada perpleja de sus estudiantes.

En el colmo de su desfachatez, Torres se justificó señalando que bebe aguardiente porque el sueldo no le alcanza para comprar cerveza. Funcionarios de la UGEL Cajamarca señalaron que el maestro ya había sido sancionado antes y que será retirado de la institución educativa que encabezaba.