(Captura de TV)
(Captura de TV)

Un joven se debate entre la vida y la muerte en luego de que le perforaran el corazón con dos palos de anticucho. Rilder Julca Ávila (20) fue atacado por 10 presuntos militares –según señalaron algunos testigos– a su salida de una discoteca.

Un familiar, que acompañaba a la víctima al momento del hecho, señaló que los sujetos lo molestaban mientras este bailaba y que él no se dejó intimidar. Cuando abandonaban el local, los sujetos los emboscaron y los agredieron en la entrada, informó Primera Noticia.

Julca Ávila fue trasladado al Hospital Regional de Cajamarca donde fue intervenido de urgencia por presentar una hemorragia interna. Sin embargo, los doctores no pudieron hacer mucho por el joven, que se encuentra en estado de coma.

Pese a que lograron extraerle un pedazo de la madera con la que lo atacaron, los galenos ven poco probable que el joven se recupere. Sus familiares pidieron a las autoridades que capturen a los responsables, quienes hasta el momento no han podido ser identificados.