(USI)
(USI)

El desprendimiento de unos 800 metros cúbicos de rocas en el ingreso del túnel Santa Rosa, parte de la obra que unirá los distritos del Rímac y San Juan de Lurigancho, se debería a fallas geológicas no detectadas en los estudios originales de la obra, informó hoy el presidente de la Empresa Municipal Administradora de Peaje (Emape), Álvaro Espinoza.

"Una posible falla geológica habría provocado la caída de rocas en la parte externa del túnel San Martín y parcialmente ha tapado la pista del lado derecho que corresponde al túnel Santa Rosa", precisó el funcionario.

Agregó que un equipo de trabajadores y de ingenieros está a cargo de las labores de limpieza y de la evaluación técnica correspondiente. Enfatizó que este incidente se produjo esta madrugada, sin registrar ningún herido.

El funcionario recordó que dentro del nuevo contrato firmado con la empresa Consorcio Túneles Viales, encargada de concluir la obra, se contempla el estudio y reforzamiento de los taludes en la zona.

Espinoza aseguró que la actual gestión municipal culminó los trabajos exteriores correspondientes a los túneles Santa Rosa y San Martín, en la parte de la rampa vial que servirá de conexión a los vehículos en la zona del Rímac, desde la Prolongación Tacna hasta el ingreso de los túneles.

"Se culminó la construcción de los accesos en el Rímac hacia el cerro Santa Rosa, mientras que los correspondientes a San Juan de Lurigancho se ejecutarán en breve plazo, luego que hace unos días el pleno del Congreso aprobó la expropiación de once viviendas en la urbanización Caja de Agua", culminó.