Bryan Russell: “Nosotros luchamos para que no nos consideren incapaces”. (Eduardo Cavero/GEC)

FOTOS: EDUARDO CAVERO
Bryan Russell: “Nosotros luchamos para que no nos consideren incapaces”. (Eduardo Cavero/GEC) FOTOS: EDUARDO CAVERO

Sería muy injusto afirmar que el camino de ha sido fácil. Incluso, también sería impreciso señalar que fue difícil. La razón es simple: nunca hubo camino para él. Ser una persona con en el Perú es lo mismo que ser un invisible, un número en blanco del que nadie quiere hablar. A pesar de ello, Bryan se las ingenió para construir un camino propio, solo suyo. Y eso lo ha llevado a ser el primero: el primer peruano con síndrome de Down en graduarse de la universidad, el primero en conseguir un trabajo en el extranjero, el primero en ser candidato al Congreso, el primero en ser protagonista de un documental, el primero en ganar una beca por su activismo en Human Rights Watch. Y ténganlo por seguro: apenas es el comienzo.

Hace dos años, Bryan postuló al Congreso. Si bien no alcanzó una curul, sí logró que la sociedad visibilice un poco más a las personas con síndrome de Down. Varias cadenas internacionales llegaron a Lima para conocer su historia y, sobre todo, su atrevimiento. Incluso, una productora canadiense filmó un documental sobre su aventura política. Y si bien uno podría pensar que de un tiempo acá el joven se ha dormido en sus laureles, está equivocado. Hoy Bryan suma nuevos logros: acaba de recibir la beca Marca Bristo otorgada por la asociación Human Rights Watch y el premio a la Excelencia Quincy Jones de la Fundación Global de síndrome de Down. Bryan ya cuenta las horas para viajar el próximo año a Nueva York para recibir uno de los premios. Y, por supuesto, seguir construyendo y abriendo caminos.

MIRA: Roberto de Rivero, artista: “El rattan es una fibra vegetal maravillosa y fina, muy noble”

-¿Bryan, en qué momento decides postular a la universidad?

Hoy se cumplen siete años de mi graduación en Comunicaciones. Tengo recuerdos muy bonitos de toda la experiencia. Fue una sorpresa para mis padres. Al salir del colegio yo quería seguir estudiando una carrera. Quería esforzarme para alcanzar un título como profesional. La idea la tenía ya lista, aunque cuando les decía a mis padres que quería postular, ellos trataban de disuadirme porque creían que era imposible. A mí también me sorprendió mucho cuando vi los resultados del examen de admisión. Necesitaba un promedio de 16 para ingresar directamente a través de un programa y lo logré. Solo el 25% de mi promoción ingresó.


-¿Cómo te sentiste al saber que serías universitario?

Cuando oí mi nombre en la formación del colegio, me sentí en un globo de aire porque estaba por las nubes. Todo ese día estuve flotando... Mis padres se sorprendieron porque quizás pensaban que era imposible, pero cuando les avisé y les pregunté si me iban a cortar las alas, me dijeron que continúe, que sí era posible volar.


LIMA 04 OCTUBRE 2021

BRYAN RUSSELL TIENE SINDROME DE DOWN Y ES EL PRIMER ESTUDIANTE DE LA UNIVERSIDAD SAN IGNACION DE LOYOLA EN GRADUARSE

FOTOS: EDUARDO CAVERO
LIMA 04 OCTUBRE 2021 BRYAN RUSSELL TIENE SINDROME DE DOWN Y ES EL PRIMER ESTUDIANTE DE LA UNIVERSIDAD SAN IGNACION DE LOYOLA EN GRADUARSE FOTOS: EDUARDO CAVERO

-Un logro es ingresar, pero otro es mantenerte dentro.

Estudié Turismo, la carrera que elegí inicialmente, pero luego me di cuenta de que las Comunicaciones eran lo mío, las humanidades, las letras. Entonces cuando hago el cambio, mis papás me apoyaron. Fue un mundo diferente para mí que realmente nunca lo olvidaré. Siempre los profesores me apoyaron. También la universidad USIL contaba con un departamento de Assessment Development, donde me apoyaron un montón. Tuve mucho apoyo de la universidad y mi casa.


-¿Y cómo fue tu graduación?

Fue de lo más glamoroso. Estuve con mi toga. Recuerdo que el mismo día me hicieron una entrevista en un canal, me visitaron varios reporteros. En ese momento tan emocionante me hicieron hablar en público, dando el discurso a nombre de mi promoción. Dije que era una fiesta, que se nos abría un mundo nuevo. Obviamente para mí se abrían las puertas, pero no imaginé que lograría todo lo que he logrado hasta ahora. Hasta el birrete hablaba porque se me cayó al piso. Fue hermoso. Ha sido el mejor momento que me ha pasado en la vida. El recuerdo que tengo es tan valioso, jamás se me borra porque fue con ilusión.


-Bryan, ¿cuándo caes en la cuenta de que eres un persona con habilidades diferentes?

En el colegio, cuando tenía 11 años, una compañera de clase me dijo que yo tenía síndrome de Down. Entonces llegué a casa y les pregunté a mis papás si era cierto. Ellos me explicaron.


-¿Cómo definirías a una persona con síndrome de Down?

Somos un ejemplo de esfuerzo, coraje y lucha. Es imposible describirnos en una palabra porque estamos todavía rezagados por un montón de prejuicios contra nosotros, con un dolor que sentimos a diario por la discriminación en este mundo tan rico pero excluyente. Por eso nosotros luchamos para que no nos consideren incapaces. Es por eso que debemos tener mucha fuerza, que es algo que nos define.


-¿Qué te molesta de tu país?

Muchas cosas. La exclusión, la ignorancia, la indiferencia que pueden tener algunas personas hacia sus semejantes, la intolerancia, la hipocresía. También el no respetar y valorar la diversidad. Esas cosas son las que me han preocupado mucho de mi país. Todos debemos luchar por un Perú inclusivo.

"Las personas con Síndrome de Down somos un ejemplo de esfuerzo, coraje y lucha". (Eduardo Cavero/GEC)
"Las personas con Síndrome de Down somos un ejemplo de esfuerzo, coraje y lucha". (Eduardo Cavero/GEC)


-¿Qué ha significado para ti ser ganador de la beca Marca Bristo, de HRW?

Resulta un gran honor que se me considere y valore como un activista que lucha por los derechos de las personas con discapacidad. Como peruano un gran orgullo también. Fue una sorpresa para mí el haber sido seleccionado por el jurado de Human Rights Watch. Espero estar a la altura de esas circunstancias y mi compromiso sigue adelante. La beca consiste en una capacitación en Nueva York para continuar con mi trabajo en la defensa de los derechos de las personas con discapacidad. Iré el próximo año.


-Has logrado difundir tu mensaje entre personalidades como Don Francisco, Kate del Castillo, entre otros. ¿A quién más quisieras conocer?

Me gustaría visitar Ginebra, en Suiza, para estar en contacto con el Consejo de la ONU que vela por los derechos humanos y conocer a las cabezas de esa organización. También me gustaría conocer al presidente de los Estados Unidos. Nada más.


AUTOFICHA

-“Soy Bryan Russell Mujica. Nací el 20 de julio de 1992 y soy el menor de cinco hermanos. Mi mamá, Gladys Mujica, es profesora de inglés, y mi papá, Michael Russell, es un hombre de negocios y tuvo cargos diplomáticos. También tengo una perrita que se llama Amor”.

- “Soy el primer peruano con síndrome de Down en graduarse en la universidad. Ahora, por mi trabajo como activista, he sigo ganador de la beca Marca Bristo que otorga HRW. Asimismo, he recibido un reconocimiento de la Fundación Global de Síndrome de Down, que me otorgó el premio de Defensa Excepcional Quincy Jones”.

- “Durante la campaña al Congreso en 2019, una productora canadiense me grabó un documental. Se llama El candidato y ya he ganado importantes premios, como el premio Mejor Documental de Los Ángeles Film Awards, en febrero de este año”.


ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

Sandro Marcone sobre la caída mundial de las redes sociales
Las redes sociales más usadas por miles de personas presentaron fallas y una caída mundial las primeras horas del lunes. Conversamos con Sandro Marcone especialista en Tecnología Educativa y aprendizaje digital sobre este problema y que podemos hacer.