La explosión de un balón de gas provocó el derrumbe de un solar en el distrito de . El hecho dejó a cinco personas heridas y serios daños materiales.

Una mujer de 82 años, identificada como Libia Ceballos, fue quien llevó la peor parte, al presentar quemaduras de primer y segundo grado en varias partes de su cuerpo.

También resultaron con complicaciones dos niños, una de un mes de nacida y otro de 6 años, quienes inhalaron polvo por el derrumbe.

El padre de los niños afectados, David Alfaro, señaló que el balón de gas que explosionó fue instalado por una persona de la empresa Pecsa un día antes de lo ocurrido.