La bebé de un año y cinco meses que el último jueves fue , quien le lanzó encima avena caliente en su vivienda en Comas, se viene recuperando, pero tiene por afectado el 10% de su cuerpo, principalmente el rostro, los hombros y el pecho.

La pequeña, que está siendo atendida en la Unidad de Quemados del Hospital del Niño de Breña, se encuentra estable y está recibiendo “analgésicos, antibióticos y curaciones bajo anestesia todos los días”, detalló a Latina Rubén Huamaní, jefe de cirugía plástica y quemados del nosocomio.

La menor ha tenido que ser sometida a estos procedimientos con la finalidad de aliviar el dolor de las quemaduras que sufrió. La niña deberá de ser operada para en los próximos días para retirarle la piel que resultó dañada.

Los médicos están evaluando si necesitará injertos de piel, aunque esperan que esta se pueda regenerar por sí misma. Sin embargo, indicaron que la bebé deberá recibir ayuda psicológica para poder superar este trágico episodio en su vida.

Elizabeth Bautista, madre de la menor, denunció que todo ocurrió a raíz de una discusión con la agresora, identificada como Jennifer Guadalupe Medrano Polo, quien es la hermana del padre de la menor, por un tema de celos.

TAGS RELACIONADOS