notitle
notitle

La falta de un seguro médico no es el único problema que afecta a los bomberos. Además, está la falta de equipamiento, que está en proceso de mejoramiento. Lo peor es que gran parte de los hombres de rojo enfrenta los incendios sin el adecuado equipo de protección personal.

Actualmente, los voluntarios tienen que prestarse el uniforme para hacer frente al fuego, pues solo tienen 1,000 trajes especiales para los 6 mil bomberos activos.

El comandante Mario Casaretto anotó que, según las normas internacionales, estos uniformes especiales deberían ser usados como máximo durante un año, pero en Perú se usan entre 10 y 15 años. "Esa es nuestra realidad. Hacemos un trabajo desinteresado y, pese a las múltiples limitaciones, no fallamos nunca", aseguró.