Arriesgan sus vidas, pero no les compran equipos. (Mario Zapata)
Arriesgan sus vidas, pero no les compran equipos. (Mario Zapata)

"*Hay un incendio de grandes proporciones dentro de la institución*". Estas fueron las alarmante palabras que empleó el vicecomandante del , Jorge Vera, para describir la situación que vive su institución.

Según denunció, la parte administrativa de su organización es un "desmadre" y esta situación compromete la adquisición de equipos de protección personal, indispensables para el trabajo de los hombres de rojo. La mayoría de estos quedaron inservibles en el incendio en La Victoria.

¿Qué origina todo este caos? "El problema es la gestión administrativa. Este año, particularmente, está gravemente manejada", manifestó el oficial.

"Se ha anulado extrañamente un proceso de adquisición de mil equipos de protección personal, que son muy caros. Mi preocupación es que no hay posibilidades de reponerlos el próximo año y sabe Dios si podremos hacer una licitación", dijo Vera.

En medio de este desorden de gestión, el comandante general de los Bomberos, Mario Casaretto, fue suspendido 180 días por la . Su 'pecado' fue entregar 250 uniformes a las dependencias de Lima y el Callao en el 2011.

CONTRA SERVIRVera dejó entrever que estas dificultades se suscitan al escogerse a los encargados de las labores administrativas, tarea que está a cargo de Servir.

"No se ha cumplido con el Decreto Supremo N° 106-2010 (de la PCM) que establecía que los funcionarios, a los que sí se les remunera, tienen que estar calificados para desempeñar su trabajo", resaltó.

Otra muestra del desorden es que este año ha habido 3 secretarios generales, 4 directores de Administración, 4 directores de Economía, 6 directores de Logística y 10 directores de Planificación.

DATOS

- De acuerdo con el Decreto Supremo N° 106-2010-PCM, el área administrativa de los bomberos —a cargo del comandante general de la institución— recibe una remuneración mientras, que la parte operativa se mantiene como voluntaria.

- Según el vicecomandante general Jorge Vera, los problemas administrativos se venían solucionando con el anterior premier, Juan Jiménez, pero con el actual, César Villanueva Arévalo, todo ha quedado estancado.