(Difusión)
(Difusión)

El alcalde de Ate, , aseguró que los trabajos de conservación que se realizan en la zona arqueológica del , previos a la construcción del túnel doble para la ampliación de la avenida Javier Prado, se ejecutan con la supervisión y control permanentes del .

Sobre la protesta de un pequeño grupo de vecinos, el burgomaestre precisó que las excavaciones, acordes con el proyecto de rescate arqueológico, implican el registro, análisis y recuperación de las evidencias culturales de la zona, a fin de evitar cualquier afectación al Patrimonio Cultural de la Nación.

"Los trabajos que se realizan no son ilegales como se está diciendo. Se ejecutan con base científica para salvaguardar la integridad de la zona arqueológica, siguiéndose rigurosamente las medidas de mitigación", aseveró.

Benavides aclaró, además, que en las obras no se utiliza dinamita que pudiera dañar algún resto arqueológico, sino cemento expansivo. Precisó que la ampliación y mejoramiento de la avenida Prolongación Javier Prado beneficiará a más de dos millones de pobladores de Lima Este.

Como se sabe, en enero de este año el Ministerio de Cultura autorizó la construcción de un túnel doble en el cerro Puruchuco.