(USI)
(USI)

La alcaldía de insistió con poner en subasta 105.8 m² del acantilado, pese a que ya tenía en sus manos un oficio de la Autoridad del Proyecto Costa Verde (APCV) en el que esta se manifestaba en contra de dicha venta, que beneficia a los residentes del exclusivo edificio Acquamarina.

El documento detallaba que "los terrenos ubicados a partir de la vía del circuito de playas hacia el mar" y los considerados como zonas paisajísticas "deben mantenerse en el dominio municipal" y no podrán transferirse.

Este pronunciamiento fue enviado a la gerente de Desarrollo Urbano de Barranco, Erika Huamán, el mismo día en que se discutió el tema en la sesión de concejo (26 de junio).

La APCV aclara que, si bien autorizó la construcción de un muro de contención en el talud –para proteger el condominio–, "este permiso no convalida la ejecución del edificio Acquamarina ni constituye la regularización de la obra".