Un bebé de un año de edad es la nueva víctima de la violencia en Lima. El último fin de semana recibió un balazo en la frente cuando estaba junto a su tía en un restaurante del distrito de Ancón y ahora lucha por su vida en el .

El menor, de iniciales A.A.Q.G., estaba en su coche dentro del local Recepciones Techy, cuando ingresaron dos encapuchados armados. Según testigos, estos dispararon contra los propietarios del recinto, los esposos Óscar del Castillo Quinteros y Carmen Rosa Ríos Pérez, quienes resultaron heridos al igual que dos comensales. Los cuatro fueron llevados al hospital de Puente Piedra.

El bebé también llegó al referido nosocomio con un impacto de bala que salió por la zona occipital de su cráneo. Debido a su gravedad, fue transferido al ex Hospital del Niño y ayer fue operado de emergencia.

Su madre, Jocelyn García, contó en el noticiero Abre los ojos que el bebé podría quedar ciego, pero que ello se conocerá este mediodía cuando le informen los resultados de la cirugía. Su hijo está en cuidados intensivos con respiración asistida.

Testigos y vecinos creen que fue un acto de venganza por parte de traficantes de terrenos, pues los propietarios del restaurante participaron la semana pasada en una marcha para exigir el cambio de dirigentes de su zona porque estarían involucrados en este ilícito.

Peritos de Criminalística de la Policía Nacional recogieron 16 casquillos de bala en el lugar de los hechos; mientras que efectivos de la Divincri de Ancón detuvieron a un sospechoso del ataque, identificado como Jesús Miguel Rengifo Vílchez (18), informó el noticiero Primera Edición.