Expresidiario negó haber baleado a su expareja. Dijo que todo fue un malentendido. (I. Mariscal)
Expresidiario negó haber baleado a su expareja. Dijo que todo fue un malentendido. (I. Mariscal)

El último jueves, los agentes de la de Chaclacayo-Lurigancho apresaron a un sujeto que baleó a su exconviviente porque esta se negó a retomar la relación sentimental con él.

El caso se remonta a la tarde del 26 de octubre en la vivienda de Carolina Estela López Morán, de 24 años, situada en la manzana A, lote 19 de la Asociación de Vivienda Villa Leticia, en Huachipa (Lurigancho).

A Robert Paul Girio Gómez, de 27 años, no le importó que su expareja estuviera almorzando con sus hermanas y con su madre y le disparó tres balazos, como para asegurarse de que la mataría, pero no logró su objetivo.

Los proyectiles le cayeron en el abdomen, en el tórax y en el antebrazo. Luego de perpetrar el ataque, huyó. El sujeto estuvo oculto en diversos hostales de la capital y, según la , por las noches asaltaba a los transeúntes que caminaban por las zonas de Cajamarquilla, Chosica y Huachipa.

Girio Gómez fue detenido mientras bebía licor en un concierto de Chacalón Junior, en el estadio Huañec, en Huachipa.

El acusado negó los cargos. Sin embargo, la Policía y la Fiscalía determinaron que el sujeto baleó a su expareja porque ella había terminado la relación hace unos meses y se negaba a regresar con él por los múltiples maltratos que recibía.

ACUCHILLADO POR INFIELUn hecho similar ocurrió el jueves en Santa Anita, cuando José Astonitas Cruz (24) , Haydé Galecio Quispe (25), porque lo encontró con otra mujer.

Según la agresora, su enamorado y la otra joven acababan de mantener relaciones sexuales. Galecio Quispe será denunciada por lesiones leves. Entre tanto, el joven se recupera en el hospital Hipólito Unanue, en El Agustino.

SABÍA QUE…

- Robert Paul Girio Gómez estuvo preso dos veces en el penal de Lurigancho por robo agravado.

- También purgó condena en la cárcel de Huaraz por tenencia ilegal de arma de fuego.

- Girio Gómez y López Morán tienen una hija de nueve años.

- Carolina López Morán estuvo 10 días en cuidados intensivos y hoy se recupera de las graves lesiones que sufrió.