La , en el centro de Lima, volvió a ser escenario de una marcha de empleados del , Ministerio Público y una facción de la CGTP llamada FENTASE.

Su objetivo era ir al Congreso de la República para hacer llegar su pliego de reclamos, que incluye un aumento de sueldo y otros beneficios.

Un tramo de la avenida Abancay estuvo cerrada en el sentido sur-norte hacia Acho por la marcha de los huelguistas, quienes quemaron llantas en el cruce con el jirón Emancipación.

Como la Policía Nacional colocó rejas de metal a la altura del jirón Junín para impedir su llegada al Congreso, se registró un violento enfrentamiento que acabó con 2 detenidos, informó Canal N.

Además, esta protesta generó congestión vehicular en los alrededores de la avenida Abancay por el desvío del transporte público y muchos comercios en dicha arteria debieron cerrar por seguridad.

Otro grupo del servidores en huelga del Poder Judicial se encuentran protestando en las escalinatas del Palacio de Justicia, frente al Paseo de los Héroes Navales.