Nuevas pesquisas de la Policía confirman que un grupo de australianos mataron al portero de un edificio en , lanzándolo desde el piso 15 del departamento en que vivían, en la cuadra 2 de Malecón Cisneros.

Según el programa A las once, Lino Rodríguez Vílchez no se suicidó. Las evidencias se encuentran en sus zapatos, que demuestran que tuvo que ser cargado entre varias personas, tras un forcejeo, y luego lanzado al vacío.

Son seis los ciudadanos australianos acusados por el homicidio: Harrison John Geier, Samuel Smith, Andrew Pilat, Jessica Vo, y los hermanos Hugh y Thomas Hanlon. Todos ellos salieron del país al día siguiente de la muerte del conserje.

ESTABAN EBRIOSEl hecho ocurrió en enero pasado. Los australianos en estado de ebriedad habían armado un escándalo en su departamento, por lo que Rodríguez acudió para pedirles que se calmen. Es en ese momento que lo atacaron.

Además, los familiares del fallecido denunciaron que el técnico PNP Héctor Gutiérrez Urbano habría intentado ocultar las evidencias en el momento. Ellos exigen transparencia en las investigaciones y que la justicia peruana extradite a quienes son los presuntos responsables.