notitle
notitle

Aunque usted no lo crea, la percepción de inseguridad en la capital ha disminuido ligeramente. Pero, paradójicamente, los limeños consideran que existe un incremento de los delitos violentos, como el atraco, la agresión de pandillas y el robo de vehículos. También señalan que hay una mayor cantidad de delincuentes que emplean armas de fuego o cuchillos para cometer sus delitos.

Este es el preocupante resultado de la II Encuesta Metropolitana de Victimización 2012, realizada por la . El estudio –que fue financiado por 20 alcaldías distritales y otras instituciones– recoge la opinión de vecinos de 35 distritos de Lima.

AUMENTA VICTIMIZACIÓNEl sondeo también muestra un ligero aumento en la sensación de victimización. El 42.9% de los entrevistados señaló que algún miembro de su hogar sufrió un asalto o un acto vandálico. El año pasado, esta cifra llegó al 42.5%.

Se trata de una cifra sumamente alta si la comparamos con la realidad de otras capitales de Latinoamérica. Por ejemplo, en Buenos Aires, este índice llega a 38%; en Santiago de Chile, a 35%, y en Ciudad de México, a 27%.

Otro dato importante es que ha mejorado la opinión que tiene la población del trabajo de la Policía y del serenazgo (). "Los cuerpos de seguridad ciudadana de cada distrito tienen más aceptación que la PNP", afirmó Gino Costa, especialista de Ciudad Nuestra y encargado de presentar el estudio ante un grupo de burgomaestres en la Municipalidad de Lima.

Costa sostuvo que los distritos que más sufren por la actuación del crimen organizado son aquellos que cuentan con menores recursos y con poca recaudación.

Tras este estudio se recomendó la implementación de un , así como la creación de un observatorio de la criminalidad (que debería estar a cargo del Poder Ejecutivo).

También se planteó poner fin a la informalidad que genera la venta de objetos robados.