Según el último reporte de Defensa Civil, a 145 asciende la cifra de heridos causados por el que sacudió esta madrugada Ica, donde volvió a generar pánico en la población del sur chico.

Hasta el momento, se han registrado 581 pobladores damnificados y 757 afectados. En cuanto a los daños materiales, Indeci reporta dos viviendas colapsadas, 125 inhabitables y 150 dañadas.

Asimismo, se informó que la la mayoría de los heridos fueron dados de alta. El caso más grave lo sufrió un adolescente que sobrevivió luego de que una pared se desprendió y cayó sobre su cuerpo, lo que le causó una fractura en el fémur.

"Todo el resto (de heridos) han sido golpes, cortes, contusiones, producto de la gente que, en la desesperación, al desplazarse para evacuar sus viviendas, han rodado por las escaleras", dijo esta mañana el director del Instituto de Defensa Civil (Indeci) de Ica, César Chonate.

Según el Indeci, hasta ahora 16 casas de abobe se encuentran inhabitables tras el sismo. Asimismo, 100 damnificados se encuentran a la espera de ayuda, puesto que se les recomendó no retornar a sus viviendas que podrían derrumbarse en posibles próximas réplicas. En tanto, el recuento de los daños materiales sigue.

"Descansando estábamos todos (cuando ocurrió el sismo), pero no se podía bajar por las escaleras. Todo estaba horrible. Caían los ladrillos, esperamos que pare el temblor para bajar", dijo la pobladora Luisa Consiglieri, cuya vivienda en el distrito iqueño de Salas quedó sin techo tras el sismo.

El temblor, que duró alrededor de un minuto y es el más fuerte en lo que va del años en el país, según el Instituto Geofísico del Perú, alcanzó una intensidad V en la escala de Mercalli en Ica y Pisco, IV en la ciudad de Chincha y III en Lima.

En Pisco también se reportaron heridos leves. Esta ciudad aún no termina de ser reconstruida después del terremoto de magnitud 7,9 del 15 de agosto de 2007, que dejó casi 600 muertos en la zona.