Una pequeña de tan solo nueve años acusó a Alejandro Obregón, un profesor de primaria del Colegio Mariátegui, ubicado en , de haberle realizado .

La menor contó que el sujeto le pidió que se acercara a su escritorio, luego la sentó en sus piernas y la manoseó. "Lo que me ha hecho no quiero que se lo haga a otra niña. Hacía lo mismo con mis amigas María y Jazmín, y yo pensaba que era bueno", aseguró.

Indignados, los padres de familia indicaron que habrían otros tres casos que no han sido denunciados por temor y que, a pesar que Obregón fue retirado de este centro educativo, continúa laborando en la USE de dicha jurisdicción y en un colegio particular.