Horrendo crimen. Una mujer identificada como Araly Arapa Arce (25) se suicidó luego de asesinar a sus hermanas de cinco y 15 años, y a su pequeño hijo, también de cinco años.

La mujer envenenó a los tres menores el último sábado dándoles un potente raticida, que mezcló con la comida que les preparó, en la vivienda que ocupaban en , .

Luego de matar a su familia, la mujer se dirigió a un hostal, donde se quitó la vida al ingerir la misma sustancia.

"Si tomé esta decisión fue porque ya no podía soportar la idea de que todo era un fracaso. Ya acabé con el sufrimiento de mi hermana, que estaba mal. Me dolía verla quejarse de dolor. Mi hijo quizá no tuvo la culpa de nada, pero también acabé con él; demoraba en hablar y era la burla de todos", se leía en un carta ecrita de puño y letra de la joven.

Paulina Arce, tía de la homicida, se mostró bastante desconcertada por lo sucedido. Pidió ayuda para retirar los cuerpos de la morgue y cubrir los gastos de sepelio, pues no cuenta con los recursos económicos para ello.