(USI)
(USI)

La Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios () denunció ante el Indecopi a la empresa de comida rápida (Kentucky Fried Chicken) por violación de los derechos a la salud, idoneidad, seguridad, inocuidad e información que asisten a los consumidores.

La demanda se sustenta en la decisión de la Municipalidad de San Miguel de multar al restaurante, ubicado en la avenida La Marina, tras comprobarse que en ese establecimiento para sus frituras.

Según Aspec, los daños para la salud que produce la ingesta de este tipo de aceite son múltiples y, entre ellos, se cuentan la hipertensión, incremento de los ácidos grasos en plasma, esteatosis hepática (afectación al hígado), resistencia a la insulina (hormona segregada por el páncreas que regula la cantidad de glucosa en sangre) y diabetes mellitus tipo 2.

Asimismo, señala Aspec, la ingesta reiterada de este compuesto puede producir cáncer.

"Como si lo anterior no fuera suficiente, la empresa KFC en los que se informaba a los consumidores que el local había sido sancionado por la autoridad edil", señaló el presidente del organismo, Crisólogo Cáceres.