Los dos homicidas de Fiorella Gonzales Vilca (22), estudiante de contabilidad e hija de un policía del Escuadrón de Emergencia, fueron cuando intentaban fugar a provincia, luego de adquirir DNI falsificados en el jirón Azángaro, en el .

Según las denuncias que constan en las comisaría de Carabayllo, ambos detenidos habrían violado a al menos otras tres jovencitas.

Esta mañana, Julio César Santana Alarcón (19) y el menor de iniciales J.L.P.F. (16), rindieron su manifestación ante la Dirincri. César Cortijo, jefe de esta dependencia, afirmó que ellos confirmaron que abusaron sexualmente de la joven universitaria el , y que luego la mataron.

Se detalló que la víctima abordó el mototaxi, conducido por el menor, a la altura del paradero 24 de la avenida Túpac Amaru. Santana iba oculto en la parte posterior de la unidad y, en el trayecto, redujo a la joven violentamente.

Luego, condujeron a la víctima hasta un descampado —cerca al río Chillón— donde la vejaron.