El fiscal fue enterrado el martes 17 de abril, pero todavía no hay detenidos. (USI)
El fiscal fue enterrado el martes 17 de abril, pero todavía no hay detenidos. (USI)

Aunque todavía no se ha detenido a ningún sospechoso, la investigación policial por el , Luis Junior Sánchez Colona (31), ha comenzado a arrojar luces sobre el móvil del crimen, que sería pasional.

Según información de fuentes policiales, el autor intelectual del asesinato sería un empresario de Chimbote que habría mandado a matar al fiscal luego de encontrar los mensajes de texto que le enviaba a su esposa.

Estos celos lo habrían llevado a realizar varias llamadas amenazantes a Sánchez Colona y, posteriormente, a enviar a , de acuerdo con agentes relacionados a la investigación.

Según información de Canal N, el empresario sospechoso vivía a pocas cuadras de la casa de Sánchez Colona, en la urbanización Santa Rosa, Nuevo Chimbote. Trabaja en la región desde 2008. Sin embargo, las obras de agua y desagüe que estaba realizando hasta hace unas semanas fueron abandonadas y no se conoce su paradero ni el de su esposa e hijos. *Se sospecha que habrían salido del país.

Trascendió que pese a que la Policía dice tener plenamente identificados a estos sospechosos, la Segunda Fiscalía de Chimbote, a cargo del caso, *todavía no ha solicitado la detención de ninguno.