Mirella Huamán, madre de la niña secuestrada y asesinada en , el pasado fin de semana, señaló que ya no se siente culpable por la muerte de su hija y consideró que fue un error dejar a la menor y a su hermana bajo el cuidado de una niña de 9 años.

Al comienzo sí me sentí culpable, pero ahora no. Fue un error haberla dejado, pero era la primera vez que yo la dejaba (sola)”, expresó la mujer a ATV.

Además, Mirella Huamán anunció que regresará a Lima para luchar por la patria potestad de su otra hija, tras la posibilidad de que sea entregada por las autoridades a un familiar.

“Porque yo sí quiero que la niña se quede conmigo, yo cometí un error, pero pido, por favor, que me ayuden a recuperar a mi hija, ya perdí a una hija y no quiero perder a mi otra hija”, manifestó.

En otro momento, aclaró que no tiene amistad con el adolescente que asesinó a su hija y desconoce si estuvo presente en la fiesta a la que acudió junto a un grupo de amigos.