El pasado lunes, dos sujetos ingresaron a la obra "Parque Uno–Alameda de Tablada de Lurín", en , y preguntaron al maestro de obras Raúl Ascencio Mendoza (45) y al ingeniero civil Esteban Cabanillas Meneses (22) por el encargado del proyecto. Pero este no se encontraba y los desconocidos balearon a los dos trabajadores.

Ascencio recibió dos disparos en el tórax; mientras que el ingeniero fue herido en la clavícula. La familia del maestro de obras, que vivía cerca del lugar, lo llevó al hospital María Auxiliadora, pero los médicos no pudieron salvarle la vida.

La Policía y el Serenazgo del distrito realizaron un operativo conjunto y persiguieron a los hampones hasta una vivienda en la zona Tablada de Lurín. Ahí, detuvieron a Gavino Gabriel Román Soria (39) y a Alejandro Leonardo Reyes (38). En la casa también decomisaron un revolver y una gran cantidad de municiones.

Los asesinos fueron llevados a la Divincri de Villa María del Triunfo para rendir sus declaraciones. Las primeras informaciones indican que los encargados de la obra no cedieron a los intentos de extorsión de una mafia que integrarían los detenidos.