Asesinada por su primo no fue violada

Examen corroboró que la joven de 17 años no fue ultrajada antes de morir. El menor que intentó defenderla sigue grave.

Familiares de Ada velaron sus restos mientras esperan que su primo menor se recupere. (Perú21)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

El pasado martes, la violencia familiar acabó con la vida de Ada Flores, una adolescente de 17 años que murió luego de que su primo le cortara la yugular por defenderse cuando este intentó violarla. La necropsia del cuerpo, que fue enterrado la esta tarde, corroboró que la chica no llegó a ser ultrajada por su asesino.

El hermano de Ada, Aldo Flores, confirmó en RPP que la joven falleció por el corte en el cuello y que su primo menor de siete años todavía está grave en la unidad de cuidados intensivos del Hospital del Niño. Flores expresó su sorpresa ante el crimen, ya que Ludwel era considerado un miembro más de la casa desde hacía seis años.

Ludwel Flores, de 25 años, se suicidó luego de asesinar a Ada y golpear repetidas veces a su primo menor. Todo ocurrió en su casa de la urbanización Canto Rey, en San Juan de Lurigancho.

Ir a portada