(AP)
(AP)

Un nonagenario acusado de complicidad de asesinato cuando era guardia del campo de concentración de , entre 1941 y 1945, fue detenido en Alemania, anunció el lunes la fiscalía de .

"Las fuerzas de la Policía Criminal de , cumpliendo una orden de la fiscalía de Stuttgart, detuvieron en su casa a un exempleado de Auschwitz, de 93 años, que formó parte del servicio de guardias desde 1941 hasta su cierre, en 1945, y que es sospechoso de complicidad de asesinatos", escribe la fiscalía en un comunicado.

"Tras el registro de su apartamento, fue presentado a un juez que lo colocó en detención provisional", añade el texto, que precisa que se está preparando "una inculpación".

Un médico lo examinó y pese a su avanzada edad, lo consideró capaz de soportar un encarcelamiento, precisó a la agencia AFP una portavoz de la fiscalía.

No se dio información alguna sobre su identidad, pero según la prensa alemana se trata de un hombre llamado Hans Lipschis, nacido en y residente en , en el sudoeste de Alemania.

"Trabajó en el servicio de guardias, aun cuando no era guardia de tiempo completo; no era su principal actividad", explicó la portavoz de la fiscalía.

"Vamos a tratar de establecer lo que hizo concretamente, y durante cuánto tiempo, en Auschwitz", declaró, añadiendo que los investigadores partían del principio de que había, mediante sus actos, "aportado su ayuda a los criminales".

Al comentar para la AFP esta detención, el "cazador de nazis" francés Serge Klarsfeld, vicepresidente de la Fundación para la Memoria de la Shoah, dijo estar "dividido entre su concepción de la justicia y la necesidad de perseguir a los criminales de guerra hasta su último suspiro".

"Son necesarias las pruebas y documentos para incriminarlos, y estimo que no habrá sin duda más testigos para acusarlos", dijo.