Arlette Contreras: "El Poder Judicial es cómplice de los delincuentes, asesinos y violadores"

La activista por los derechos de la mujer expresó su rotundo rechazo al fallo de este viernes que deja absuelto a su agresor, Adriano Pozo.

Daniel García
Daniel García

Al borde de las lágrimas por la impotencia, enredando sus palabras por la ira contenida, Arlette Contreras expresa su total rechazo hacia la absolución de Adriano Pozo , ex pareja y agresor de la activista al que este viernes la corte de Ayacucho le impuso —solamente— una indemnización de S/80 mil, dejándolo fuera de los delitos de violación y tentativa de feminicidio.

"Esto es increíble, solo puede suceder en el Perú. Es una burla, una falta de respeto para todas las mujeres del país", indicó en diálogo con Perú21.

Los casi tres años de proceso judicial que afrontó tuvieron un desenlace inesperado. Contreras expresa su frustración como ciudadana, pero también como abogada pues —refiere— "hay colegas que se prestan para actos de corrupción".

"Adriano Pozo no estaría libre en otro país", sentencia.

Sin embargo, sabe que los responsables no se encontraban solamente en la Corte Superior de Justicia de Ayacucho, sino también en el Poder Judicial. Para Arlette, Duberlí Rodríguez no es coherente con el discurso que profesa.

"Su discurso dista bastante de los hechos que acontecen en el Poder Judicial. Me parece una hipocresía de quienes ocupan cargos en representación del poder del Estado, pues salen una fecha o ante los medios a dar un discurso tan lindo, pero en los hechos no lo demuestran", expresa indignada.

Indicó que ya desde el inicio hubieron baches que presagiaban un desenlace nada positivo en el fallo de este viernes.

"El Poder Judicial es cómplice de los delincuentes, asesinos y violadores. En este país puedes quemar, violar, matar y no pasa nada", espeta indignada.

Ahora, Arlette Contreras apelará la decisión de los jueces, pero cree que mientras el caso se mantenga en Ayacucho, es poco probable que el fallo se modifique.

" Es asquerosa la forma cómo han resuelto los jueces. He puesto mi propia vida en peligro. Me han desprestigiado, me han hecho tantas cosas. Hay muchas mujeres que están pasando por lo mismo que yo y esto deja un mal precedente", asegura.

Ir a portada