DA LA CARA. Yamila Osorio pide presencia de compañía en Islay. (Roberto Cáceres)
DA LA CARA. Yamila Osorio pide presencia de compañía en Islay. (Roberto Cáceres)

Luego de que la ministra de Energía y Minas, Rosa Ortiz, criticara la estrategia comunicativa que ha seguido Southern Perú para eliminar las resistencias que ha generado el proyecto entre los habitantes del valle de Tambo, en la provincia de Islay, la gobernadora regional de Arequipa, Yamila Osorio, dijo a Perú21 que el mayor esfuerzo informativo de la empresa minera también tendría que darse en el valle de Tambo.

La autoridad agregó que ella, por su parte, está enfocada en desarrollar proyectos regionales para la provincia de Islay, entre ellos el hospital de Mollendo, la represa de Paltuture, entre otros.

"El Ejecutivo es el que está viendo el caso Tía María", apuntó Osorio.

NO QUIERENSobre la confirmación de que el Gobierno Central suspendió el diálogo porque los residentes de Islay ponen como condición que Tía María "no vaya", el presidente de la Junta de Usuarios del Valle de Tambo, Jesús Cornejo, sostuvo que los moradores solo quieren la salida del proyecto minero. "Podemos dialogar, hacer un análisis del conflicto, pero al final seguiremos opinando que no queremos el proyecto minero", manifestó.

Cornejo, además, comentó que si se diera un diálogo entre el Ejecutivo y los dirigentes de Islay, solo deben asistir representantes legítimos de la ciudadanía. "No queremos extraños. Sabemos que hay gente enviada por Southern a esas citas", agregó. Respecto de la crítica de la ministra Ortiz a la campaña que hace Southern de Tía María en Lima, en lugar de llevarla a cabo en el valle de Tambo, Jesús Cornejo no considera necesaria la jornada de difusión.

"No sé si en Tambo lo permitirían. La minera ha tenido años para convencerlos y no ha podido", agregó el dirigente.

TENGA EN CUENTA

  • Un estudio gestionado por el Gobierno Regional de Arequipa y efectuado por la ONG Labor indica que más del 70% de los habitantes de la provincia de Islay no está de acuerdo con el proyecto Tía María.
  • Además, más del 80% cree que el estudio de impacto ambiental de Tía María debería ser revisado por un ente internacional.