Un desalmado sujeto desfiguró con un vidrio el rostro de su expareja tan solo porque esta había decidido terminar su relación de siete años a raíz de los constantes maltratos de los que era víctima. El hecho ocurrió en el , en .

El agresor, identificado como José Carlos Apaza Bautista, le infligió un gran corte en el rostro porque la agraviada le reveló que tenía una nueva relación amorosa, informó América Noticias.

Incluso, la mujer señaló que hace unos años denunció al cobarde sujeto por intento de homicidio, pero este no fue sancionado. Según ella, su exconviviente se apoderó de su menor hija en contra de su voluntad.

Increíblemente, Apaza Bautista aún está libre, pese a que su víctima lo denunció en la comisaría del sector. La agraviada pidió a las autoridades y las instituciones de defensa de la mujer que atiendan su caso.