Policía ebrio golpea a su pareja y balea a un joven. (Leslie del Guila)
Policía ebrio golpea a su pareja y balea a un joven. (Leslie del Guila)

El suboficial de la Policía Diego Tairó Álvarez, en evidente estado de ebriedad, efectuó varios disparos y estuvo a punto de matar a Edwin Chullo Librandro, 31 años, a quien hirió en la pierna derecha.

El grave incidente ocurrió en el Comité 14 del sector Buenos Aires, en el distrito de Cayma (), donde aproximadamente a las 10:00 de la noche del último domingo se celebraba una fiesta patronal. Tairó Álvarez se dirigía a su vivienda y pasó por una plazoleta en la que se desarrollaba el festejo, cuando reconoció a su pareja, la que bailaba con otra persona.

SORPRESAEl policía, preso de la ira, le reclamó a la mujer por lo que hacía y se inició una discusión entre ellos, que luego degeneró en agresiones. El agente empezó a golpear a su pareja y eso provocó la reacción de los vecinos, que defendieron a la infortunada.

Los asistentes a la fiesta intervinieron y varios de ellos empujaron al suboficial, al punto de que casi se desencadena una gran gresca con algunos de ellos. Tairó Álvarez quiso desentenderse y optó por irse, pero un grupo de personas lo siguió.

El policía, entonces, sacó su arma y la disparó, algunas veces apuntó al aire y otras al suelo. Sin embargo, uno de los proyectiles hirió en la pierna derecha a Chullo Librandro, quien cayó al suelo y empezó a sangrar.

CAPTURADOLos balazos enfurecieron más a los vecinos, que fueron hasta la vivienda del agente, ubicada en la urbanización Villa Continental, también en Cayma, y rompieron los vidrios de las ventanas. Cuando la turba intentó entrar a la fuerza al inmueble, Tairó Álvarez huyó y entró a una casa aledaña, donde fue intervenido por personal de Radiopatrulla y conducido a la comisaría de Casimiro Cuadros, mientras que el herido fue trasladado al hospital Honorio Delgado.

Agentes de la Sección de Homicidios del Departamento de Investigación Criminal () están a cargo de la investigación respectiva.

DATOS

- Cuando se efectuó el registró en la casa del suboficial, los agentes encontraron en el techo del inmueble el arma con la que se efectuaron los disparos, pero sin cacerina, así como un celular.

- Diego Tairó trabaja en la Unidad de Servicios Especiales. La institución policial también comenzaría una investigación por el mal uso del arma.