Más de 700 antimineros atacaron este jueves la comisaría La Curva, en el distrito de Deán Valdivia, provincia de . En el interior de la sede policial había 40 agentes. Fue una hora de terror la que vivieron los policías, los mismos que solo pudieron defenderse con bombas lacrimógenas y disparos al aire. Al menos diez custodios fueron heridos. Tres de ellos tienen lesiones que son de cuidado.

Los atacantes, que se oponen al proyecto , lograron acercarse a menos de cuatro metros de la delegación policial, desde donde lanzaron piedras. El suboficial Rodrigo Alvis Acurio recibió una pedrada en la frente y está delicado, lo mismo que el agente Sixto Chura Pallari, que sufrió un golpe en el pómulo al ser alcanzado también por una piedra. En tanto, el brigadier Mario Canaza Mendoza tiene comprometido uno de los ojos. Todos fueron llevados a Arequipa.

MIEDO EN VALLE DE TAMBODesde que se inició el paro contra Tía María, que hoy cumple 40 días, los residentes de los distritos de Cocachacra, Punta de Bombón y Deán Valdivia, que prefieren estar al margen de las protestas, viven aterrorizados y encerrados en sus casas por temor a ser atacados por los antimineros.

Incluso, en Arequipa se encuentran refugiados unos 50 moradores del valle de Tambo. Todos huyeron porque venían siendo hostigados. Es más, a algunos les han quemado sus casas y autos por no apoyar el paro. "Ellos tienen una lista con nombres y atacan las viviendas de quienes apoyamos el proyecto minero. Ya destrozaron más de 25 viviendas", dijo el regidor de la Municipalidad de Cocachacra, Néstor Flores.

Agregó que el caso más grave ocurrió en su jurisdicción. Allí se metieron a una cabina de Internet y destruyeron todo. "En el interior estaba la abuela de un compañero y tuvo que esconderse en el baño para que no le pase nada", narró indignado.

DATO

  • De los seis distritos de la provincia de Islay, tres hacen sus actividades normales: Mejía, Mollendo y Matarani, mientras que los otros tres están en huelga.

TAGS RELACIONADOS