Piden reconstruir viviendas. (Heiner Aparicio)
Piden reconstruir viviendas. (Heiner Aparicio)

A 1,027 personas damnificadas y 4,689 afectadas aumentó ayer la cifra de perjudicados por el sismo de 6.9 grados en la escala de Richter que el miércoles azotó la provincia de Caravelí.

Además, según el último reporte de Defensa Civil, hay 196 viviendas inhabitables y 964 afectadas, que necesitan rehabilitación urgente.

Frente a esa situación, el Gobierno de las provincias de Caravelí (Arequipa), Lucanas (Ayacucho) y Nasca (Ica). El presidente regional, Juan Manuel Guillén, aseguró que la medida permitirá agilizar la ayuda a los pueblos afectados por el desastre natural.

Guillén viajó ayer a la zona del sismo con un grupo de médicos. El presidente Ollanta Humala a las familias damnificadas.

En tanto, el viceministro de Minas, Guillermo Shino, verificó en Acarí que no existieron mineros atrapados ni derrumbes en los socavones a consecuencia del fuerte temblor.